Saltar al contenido

Arreglo de uñas

Arreglo de uñas

El arreglo de las uñas es el paso más importante para lucir unas uñas perfectas. Pues de nada vale pintarlas, si no se ha realizado una buena limpieza y limado para darles una bonita forma.

Los primeros pasos de la manicura marcarán la diferencia y además ayudarán a mantener las uñas lindas y saludables. A continuación, resolveremos algunas dudas sobre ¿cómo realizar una manicura perfecta?

¿Manicura en seco o en húmedo?

La tradicional manicura en húmedo requiere del uso de agua tibia, que ablanda la cutícula, mejora la circulación y abre los poros recibiendo de forma más efectiva los productos que nutren e hidratan esta zona de la uña, permitiendo tener uñas más saludables. Además, admite retirar más fácilmente los excesos de piel que se forman alrededor de las uñas y si la persona tiene crecimiento excesivo de la cutícula o no se ha realizado una manicura en mucho tiempo, esta técnica es mejor; sin embargo, algunos expertos consideran que remojar las manos durante mucho tiempo cambia la forma de la uña y esto afecta la duración del esmalte, puesto que al perder el exceso de agua la uña retorna a su forma normal y el esmalte se levanta fácilmente, de igual forma, si se decide realizar una manicura en húmedo es recomendable no cortar la uña, es decir que solo se debe limar, de esta manera se evita la separación de las capas de la uña y la consiguiente absorción excesiva de agua.

Manicura en seco

La manicura en seco es una técnica reciente en la que no se utiliza agua más que para enjuagar luego de realizar la exfoliación; por lo tanto, la uña no se remoja en agua tibia y por el contrario se usan productos que permiten ablandar la cutícula. En ocasiones de utilizan guantes especiales que se calientan y se adicionan nutrientes para las uñas; entre los beneficios de realizar una manicura en seco se encuentran la rapidez para realizar el arreglo de las uñas  (aproximadamente 30 minutos) y el poco uso de agua evita el cambio de la forma de la uña y por consiguiente se logra un esmaltado con una mayor duración, al mejorar la adherencia, pero, entre la críticas se resalta que el ablandamiento de la cutícula es menor y por lo tanto no se recomienda para personas con mucho crecimiento cuticular.

¿Qué se debe usar para el arreglo de uñas?

Lo principal es determinar si se va a realizar una manicura en seco o húmedo. En caso de decidir realizar la tradicional manicura en húmedo se necesitará:

  • Quitaesmalte (Removedor de esmalte)
  • Agua tibia
  • Champú suave
  • Aceite para cutícula
  • Exfoliante para manos
  • Crema para manos
  • Algodón
  • Lima
  • Palitos de naranjo
  • Corta cutícula
  • Pulidor o lima de vidrio
  • Esmaltes (Base, Esmalte y Brillo – top coat)

Materiales para manicura

Si lo que se desea realizar es una manicura en seco, se debe tener:

  • Quitaesmalte (Removedor de esmalte)
  • Removedor de cutícula
  • Removedor de callos
  • Aceite para cutícula
  • Limpiador para uñas
  • Exfoliante para manos
  • Crema para manos
  • Algodón
  • Lima
  • Palitos de naranjo
  • Corta cutícula
  • Pulidor o lima de vidrio
  • Esmaltes (Base, Esmalte y Brillo – top coat)

¿Qué pasos seguir para arreglar las uñas?

1: Retirar el esmalte anterior con ayuda del quitaesmalte (removedor) y asegurarse de limpiar muy bien y no dejar residuos.

2: Realizar el limado de la uña para darle la forma deseada, es importante hacerlo en una sola dirección para evitar abrir las capas de la uña; en caso de que la uña sea muy gruesa como en el caso de las uñas de los pies, se pueden cortar, pero siempre se debe terminar con un buen limado.

3: En este momento se realiza la limpieza de las uñas; si es una manicura en húmedo, se debe sumergir las manos o pies en agua tibia con un poco de champú suave y se dejan allí por unos 3 a 5 minutos, luego se retiran y se corre la cutícula con la ayuda del palito de naranjo (la cutícula se corta solo cuando es muy larga), posteriormente se cortan los pellejos con la ayuda del corta cutícula y se aplica aceite de cutícula para nutrirla, también se debe limpiar el borde libre de la uña con el palito de naranjo o una lima metálica. Si la manicura es en seco, se aplica removedor de cutícula sobre el área del nacimiento de la uña, se deja actuar por unos minutos y se retira la cutícula con la ayuda del palito de naranja, de cortan los pellejos con el corta cutícula, se aplica aceite de cutícula para nutrir la uña y se limpia el borde libre de la uña.

Paso 4: luego de haber limpiado la uña, se procede a pulirla, esto se realiza con la ayuda de un bloque pulidor, de limas especiales o lima de vidrio; se debe pasar el bloque pulidor por toda la lámina de la uña, para emparejar la superficie y retirar cualquier irregularidad que afecte el esmaltado.

5: con la ayuda de algún exfoliante para manos o con una mezcla de crema con azúcar (morena preferiblemente), realizar un masaje y exfoliar toda la superficie de manos o pies y se finaliza enjuagando el área.

6: para mantener las manos hidratadas se aplica crema en el área de manos o pies, sin untar las uñas y estas de desengrasan con la ayuda de un limpiador para uña o con alcohol, en este momento se puede rectificar la forma de las uñas.

7: aplicar una capa de base adecuada para el tipo de uñas (niveladora, fortalecedora, endurecedora, nutritiva, entre otras), luego se realiza el esmaltado según el diseño preferido y finalmente se debe poner una capa de brillo o top coat para proteger el esmalte y prolongar la duración del mismo. Se debe recordar dejar secar completamente el esmalte.

¿Cómo retirar los pellejos o padrastros?

Los padrastros o pellejos son pequeños pedazos de piel que se retiran de la cutícula o se separan de los bordes de la uña; se originan por falta de hidratación y pueden ser muy molestos, pues de enredan fácilmente con la ropa. Para retirarlos es importante ablandar e hidratar el área con agua tibia preferiblemente, luego se debe cortar desde la base con la ayuda de un corta cutículas y posteriormente se debe hidratar el área de la uña con aceite para cutículas. Nunca se deben jalar o arrancar los padrastros, pues esto empeora el problema.

Padrastros en uñas